La clave del email marketing, la segmentación

En el email marketing hay dos aspectos fundamentales a los cuales debemos prestarle mucha atención: que el contenido sea relevante y atrayente para el suscriptor, y por otro lado, que nuestra base de datos sea constantemente actualizada y segmentada.

¿Se puede comprar una base de datos? ¿Es una buena idea?

Hay quien para realizar email marketing y lo primero que hace es comprar una base de datos. Esto es una mala idea
Si enviamos emails a una base de datos comprada, descargada de internet o cedida nos estamos comunicandonos con personas que no han aceptado recibir información de nuestra parte y probablemente ni siquiera conozcan nuestra empresa. Este tipo de estrategia te convierte en un spammer y puede arruinar la reputación online de tu empresa, perjudicando la imagen de la marca, hasta incluso pueden bloquear tu sitio web.
Hay muchas estrategias para  incrementar el tamaño de una base de datos, recolectando contactos de fuentes seguras,  ya sea contactos reclutados de eventos, sitio web, redes sociales, etc. Si tu base de datos está compuesta por clientes que tú mismo conoces, que han comprado o contratado tu producto o servicio, que han solicitado información del mismo, entonces si es posible establecer un vínculo más estrecho con ellos, mediante el email marketing.

Tienes tu base de datos, ¿cómo haces para segmentarla?

“La segmentación de nuestra base de datos es el proceso de dividir nuestros clientes o contactos en grupos uniformes más pequeños que tengan características y necesidades semejantes.”  Saber a quién dirigimos nuestros emails y sus contenidos es la clave para poder comunicarse eficazmente con los clientes.

Es importante conocer en profundidad  los intereses de tus clientes, conocer su manera de pensar, sus inquietudes y necesidades, para ofrecerle mediante el email marketing lo que el cliente está buscando.

Algunos de los métodos para conocer más sobre las preferencias de los clientes

  • Formularios o redes sociales. Las visitas que recibas podrán dejar su email y preferencias si tienen el estímulo adecuado.
  • Aprovechar sorteos, concursos y eventos para solicitar información de tus clientes.
  • Entrevistas o encuestas.
  • Registrar preferencias de consumo de ciertos tipos de productos en los sistemas CRM o de ventas del negocio.
  • Segmentar en base al comportamiento y acciones que hayan realizado sobre ciertas campañas de email marketing (lecturas, clicks sobre distintos links, consultas concretas.

No hay una forma única y específica de segmentar. Tu base de datos puede estar segmentada por información demográfica (país, zona), información personal (sexo, edad), historial de compras, preferencias o intereses o cualquier otro dato significativo que puedas necesitar para futuros envíos.

Al realizar este tipo de segmentación estás convirtiendo tu base de datos en un activo de mucha importancia para el desarrollo de tu empresa.

Es fundamental que no la compartas y la mantengas continuamente actualizada.

Mandoo, New MarketingEn el email marketing hay dos aspectos fundamentales a los cuales debemos prestarle mucha atención: que el contenido sea relevante y atrayente para el suscriptor, y por otro lado, que nuestra base de datos sea constantemente actualizada y segmentada.

 
¿Se puede comprar una base de datos? ¿Es una buena idea?

 

Hay quien para realizar email marketing y lo primero que hace es comprar una base de datos. Esto es una mala idea
Si enviamos emails a una base de datos comprada, descargada de internet o cedida nos estamos comunicandonos con personas que no han aceptado recibir información de nuestra parte y probablemente ni siquiera conozcan nuestra empresa. Este tipo de estrategia te convierte en un spammer y puede arruinar la reputación online de tu empresa, perjudicando la imagen de la marca, hasta incluso pueden bloquear tu sitio web.
Hay muchas estrategias para  incrementar el tamaño de una base de datos, recolectando contactos de fuentes seguras,  ya sea contactos reclutados de eventos, sitio web, redes sociales, etc. Si tu base de datos está compuesta por clientes que tú mismo conoces, que han comprado o contratado tu producto o servicio, que han solicitado información del mismo, entonces si es posible establecer un vínculo más estrecho con ellos, mediante el email marketing.

 
Tienes tu base de datos, ¿cómo haces para segmentarla?

“La segmentación de nuestra base de datos es el proceso de dividir nuestros clientes o contactos en grupos uniformes más pequeños que tengan características y necesidades semejantes.”  Saber a quién dirigimos nuestros emails y sus contenidos es la clave para poder comunicarse eficazmente con los clientes.

Es importante conocer en profundidad  los intereses de tus clientes, conocer su manera de pensar, sus inquietudes y necesidades, para ofrecerle mediante el email marketing lo que el cliente está buscando.

 

 

Algunos de los métodos para conocer más sobre las preferencias de los clientes

 

  • Formularios o redes sociales. Las visitas que recibas podrán dejar su email y preferencias si tienen el estímulo adecuado.
  • Aprovechar sorteos, concursos y eventos para solicitar información de tus clientes.
  • Entrevistas o encuestas.
  • Registrar preferencias de consumo de ciertos tipos de productos en los sistemas CRM o de ventas del negocio.
  • Segmentar en base al comportamiento y acciones que hayan realizado sobre ciertas campañas de email marketing (lecturas, clicks sobre distintos links, consultas concretas.

No hay una forma única y específica de segmentar. Tu base de datos puede estar segmentada por información demográfica (país, zona), información personal (sexo, edad), historial de compras, preferencias o intereses o cualquier otro dato significativo que puedas necesitar para futuros envíos.

Al realizar este tipo de segmentación estás convirtiendo tu base de datos en un activo de mucha importancia para el desarrollo de tu empresa.

Es fundamental que no la compartas y la mantengas continuamente actualizada.En el email marketing hay dos aspectos fundamentales a los cuales debemos prestarle mucha atención: que el contenido sea relevante y atrayente para el suscriptor, y por otro lado, que nuestra base de datos sea constantemente actualizada y segmentada.

 
¿Se puede comprar una base de datos? ¿Es una buena idea?

 

Hay quien para realizar email marketing y lo primero que hace es comprar una base de datos. Esto es una mala idea
Si enviamos emails a una base de datos comprada, descargada de internet o cedida nos estamos comunicandonos con personas que no han aceptado recibir información de nuestra parte y probablemente ni siquiera conozcan nuestra empresa. Este tipo de estrategia te convierte en un spammer y puede arruinar la reputación online de tu empresa, perjudicando la imagen de la marca, hasta incluso pueden bloquear tu sitio web.
Hay muchas estrategias para  incrementar el tamaño de una base de datos, recolectando contactos de fuentes seguras,  ya sea contactos reclutados de eventos, sitio web, redes sociales, etc. Si tu base de datos está compuesta por clientes que tú mismo conoces, que han comprado o contratado tu producto o servicio, que han solicitado información del mismo, entonces si es posible establecer un vínculo más estrecho con ellos, mediante el email marketing.

 
Tienes tu base de datos, ¿cómo haces para segmentarla?

“La segmentación de nuestra base de datos es el proceso de dividir nuestros clientes o contactos en grupos uniformes más pequeños que tengan características y necesidades semejantes.”  Saber a quién dirigimos nuestros emails y sus contenidos es la clave para poder comunicarse eficazmente con los clientes.

Es importante conocer en profundidad  los intereses de tus clientes, conocer su manera de pensar, sus inquietudes y necesidades, para ofrecerle mediante el email marketing lo que el cliente está buscando.

 

 

Algunos de los métodos para conocer más sobre las preferencias de los clientes

 

  • Formularios o redes sociales. Las visitas que recibas podrán dejar su email y preferencias si tienen el estímulo adecuado.
  • Aprovechar sorteos, concursos y eventos para solicitar información de tus clientes.
  • Entrevistas o encuestas.
  • Registrar preferencias de consumo de ciertos tipos de productos en los sistemas CRM o de ventas del negocio.
  • Segmentar en base al comportamiento y acciones que hayan realizado sobre ciertas campañas de email marketing (lecturas, clicks sobre distintos links, consultas concretas.

No hay una forma única y específica de segmentar. Tu base de datos puede estar segmentada por información demográfica (país, zona), información personal (sexo, edad), historial de compras, preferencias o intereses o cualquier otro dato significativo que puedas necesitar para futuros envíos.

Al realizar este tipo de segmentación estás convirtiendo tu base de datos en un activo de mucha importancia para el desarrollo de tu empresa.

Es fundamental que no la compartas y la mantengas continuamente actualizada.En el email marketing hay dos aspectos fundamentales a los cuales debemos prestarle mucha atención: que el contenido sea relevante y atrayente para el suscriptor, y por otro lado, que nuestra base de datos sea constantemente actualizada y segmentada.

 
¿Se puede comprar una base de datos? ¿Es una buena idea?

 

Hay quien para realizar email marketing y lo primero que hace es comprar una base de datos. Esto es una mala idea
Si enviamos emails a una base de datos comprada, descargada de internet o cedida nos estamos comunicandonos con personas que no han aceptado recibir información de nuestra parte y probablemente ni siquiera conozcan nuestra empresa. Este tipo de estrategia te convierte en un spammer y puede arruinar la reputación online de tu empresa, perjudicando la imagen de la marca, hasta incluso pueden bloquear tu sitio web.
Hay muchas estrategias para  incrementar el tamaño de una base de datos, recolectando contactos de fuentes seguras,  ya sea contactos reclutados de eventos, sitio web, redes sociales, etc. Si tu base de datos está compuesta por clientes que tú mismo conoces, que han comprado o contratado tu producto o servicio, que han solicitado información del mismo, entonces si es posible establecer un vínculo más estrecho con ellos, mediante el email marketing.

 
Tienes tu base de datos, ¿cómo haces para segmentarla?

“La segmentación de nuestra base de datos es el proceso de dividir nuestros clientes o contactos en grupos uniformes más pequeños que tengan características y necesidades semejantes.”  Saber a quién dirigimos nuestros emails y sus contenidos es la clave para poder comunicarse eficazmente con los clientes.

Es importante conocer en profundidad  los intereses de tus clientes, conocer su manera de pensar, sus inquietudes y necesidades, para ofrecerle mediante el email marketing lo que el cliente está buscando.

 

 

Algunos de los métodos para conocer más sobre las preferencias de los clientes

 

  • Formularios o redes sociales. Las visitas que recibas podrán dejar su email y preferencias si tienen el estímulo adecuado.
  • Aprovechar sorteos, concursos y eventos para solicitar información de tus clientes.
  • Entrevistas o encuestas.
  • Registrar preferencias de consumo de ciertos tipos de productos en los sistemas CRM o de ventas del negocio.
  • Segmentar en base al comportamiento y acciones que hayan realizado sobre ciertas campañas de email marketing (lecturas, clicks sobre distintos links, consultas concretas.

No hay una forma única y específica de segmentar. Tu base de datos puede estar segmentada por información demográfica (país, zona), información personal (sexo, edad), historial de compras, preferencias o intereses o cualquier otro dato significativo que puedas necesitar para futuros envíos.

Al realizar este tipo de segmentación estás convirtiendo tu base de datos en un activo de mucha importancia para el desarrollo de tu empresa.

Es fundamental que no la compartas y la mantengas continuamente actualizada.En el email marketing hay dos aspectos fundamentales a los cuales debemos prestarle mucha atención: que el contenido sea relevante y atrayente para el suscriptor, y por otro lado, que nuestra base de datos sea constantemente actualizada y segmentada.

 
¿Se puede comprar una base de datos? ¿Es una buena idea?

 

Hay quien para realizar email marketing y lo primero que hace es comprar una base de datos. Esto es una mala idea
Si enviamos emails a una base de datos comprada, descargada de internet o cedida nos estamos comunicandonos con personas que no han aceptado recibir información de nuestra parte y probablemente ni siquiera conozcan nuestra empresa. Este tipo de estrategia te convierte en un spammer y puede arruinar la reputación online de tu empresa, perjudicando la imagen de la marca, hasta incluso pueden bloquear tu sitio web.
Hay muchas estrategias para  incrementar el tamaño de una base de datos, recolectando contactos de fuentes seguras,  ya sea contactos reclutados de eventos, sitio web, redes sociales, etc. Si tu base de datos está compuesta por clientes que tú mismo conoces, que han comprado o contratado tu producto o servicio, que han solicitado información del mismo, entonces si es posible establecer un vínculo más estrecho con ellos, mediante el email marketing.

 
Tienes tu base de datos, ¿cómo haces para segmentarla?

“La segmentación de nuestra base de datos es el proceso de dividir nuestros clientes o contactos en grupos uniformes más pequeños que tengan características y necesidades semejantes.”  Saber a quién dirigimos nuestros emails y sus contenidos es la clave para poder comunicarse eficazmente con los clientes.

Es importante conocer en profundidad  los intereses de tus clientes, conocer su manera de pensar, sus inquietudes y necesidades, para ofrecerle mediante el email marketing lo que el cliente está buscando.

 

 

Algunos de los métodos para conocer más sobre las preferencias de los clientes

 

  • Formularios o redes sociales. Las visitas que recibas podrán dejar su email y preferencias si tienen el estímulo adecuado.
  • Aprovechar sorteos, concursos y eventos para solicitar información de tus clientes.
  • Entrevistas o encuestas.
  • Registrar preferencias de consumo de ciertos tipos de productos en los sistemas CRM o de ventas del negocio.
  • Segmentar en base al comportamiento y acciones que hayan realizado sobre ciertas campañas de email marketing (lecturas, clicks sobre distintos links, consultas concretas.

No hay una forma única y específica de segmentar. Tu base de datos puede estar segmentada por información demográfica (país, zona), información personal (sexo, edad), historial de compras, preferencias o intereses o cualquier otro dato significativo que puedas necesitar para futuros envíos.

Al realizar este tipo de segmentación estás convirtiendo tu base de datos en un activo de mucha importancia para el desarrollo de tu empresa.

Es fundamental que no la compartas y la mantengas continuamente actualizada.En el email marketing hay dos aspectos fundamentales a los cuales debemos prestarle mucha atención: que el contenido sea relevante y atrayente para el suscriptor, y por otro lado, que nuestra base de datos sea constantemente actualizada y segmentada.

 
¿Se puede comprar una base de datos? ¿Es una buena idea?

 

Hay quien para realizar email marketing y lo primero que hace es comprar una base de datos. Esto es una mala idea
Si enviamos emails a una base de datos comprada, descargada de internet o cedida nos estamos comunicandonos con personas que no han aceptado recibir información de nuestra parte y probablemente ni siquiera conozcan nuestra empresa. Este tipo de estrategia te convierte en un spammer y puede arruinar la reputación online de tu empresa, perjudicando la imagen de la marca, hasta incluso pueden bloquear tu sitio web.
Hay muchas estrategias para  incrementar el tamaño de una base de datos, recolectando contactos de fuentes seguras,  ya sea contactos reclutados de eventos, sitio web, redes sociales, etc. Si tu base de datos está compuesta por clientes que tú mismo conoces, que han comprado o contratado tu producto o servicio, que han solicitado información del mismo, entonces si es posible establecer un vínculo más estrecho con ellos, mediante el email marketing.

 
Tienes tu base de datos, ¿cómo haces para segmentarla?

“La segmentación de nuestra base de datos es el proceso de dividir nuestros clientes o contactos en grupos uniformes más pequeños que tengan características y necesidades semejantes.”  Saber a quién dirigimos nuestros emails y sus contenidos es la clave para poder comunicarse eficazmente con los clientes.

Es importante conocer en profundidad  los intereses de tus clientes, conocer su manera de pensar, sus inquietudes y necesidades, para ofrecerle mediante el email marketing lo que el cliente está buscando.

 

 

Algunos de los métodos para conocer más sobre las preferencias de los clientes

 

  • Formularios o redes sociales. Las visitas que recibas podrán dejar su email y preferencias si tienen el estímulo adecuado.
  • Aprovechar sorteos, concursos y eventos para solicitar información de tus clientes.
  • Entrevistas o encuestas.
  • Registrar preferencias de consumo de ciertos tipos de productos en los sistemas CRM o de ventas del negocio.
  • Segmentar en base al comportamiento y acciones que hayan realizado sobre ciertas campañas de email marketing (lecturas, clicks sobre distintos links, consultas concretas.

No hay una forma única y específica de segmentar. Tu base de datos puede estar segmentada por información demográfica (país, zona), información personal (sexo, edad), historial de compras, preferencias o intereses o cualquier otro dato significativo que puedas necesitar para futuros envíos.

Al realizar este tipo de segmentación estás convirtiendo tu base de datos en un activo de mucha importancia para el desarrollo de tu empresa.

Es fundamental que no la compartas y la mantengas continuamente actualizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *